RYAD TAMSNA: GOURMET MARROQUI

darma1.jpgUno de los mejores sitios para comer, alojarse y tomarse un té en Marrakech es el Ryad Tamsna, un recoleto ryad en pleno centro de la Medina. Para llegar hay que recorrer varios laberintos del zoco y finalmente se llega a este oasis para el gourmet. El Ryad tiene restaurantes, habitaciones, salón de té y un fresco patio y terraza. Normalmente hay que pagar a algún lugareño para poder encontrar el sitio porque esta bastante escondido, lo que le hace si cabe más interesante. Y el camino hasta que se llega esta muy bien, pues es pleno zoco y hay muchas tiendas y hasta un hamam. El Palacio de Bahia esta también muy cerca.

darma3.jpg

La decoración es árabe pero con un toque colonial que es de agradecer para huir del abogarramiento que reina allí. Es todo muy agradable con un ligero toque afrancesado muy interesante. Hay ventiladores, sillas de hierro, sillones forrados en seda salvaje, una terraza con tumbonas que es perfecta para cenar y estar por la noche con unas vistas increibles de las callejuelas de la Medina, y varios salones privados para cenas y reuniones en plan petit comitee.

darma2.jpg

La carta es escueta pero excelente, es cocina marroquí creativa con ciertos toques senegaleses sobre todo, en las deliciosas sardinas y algunas especias que usan. Entre los platos estrella están el caviar de berenjenas y humus, que sirven con un pan ácimo casero, las brochetas de pavo a la miel con pure de patata y sésamo (muy tiernas, con una salsa de mantequilla deliciosa), las sardinas escabechadas con tomate fresco (una verdadera delicatesen de fusión africana) o el tagine de cordero… Todo esta muy bueno

darma4.jpg

De postre hay un tatín de manzana delicioso y una tarta de chocolate para volverse loco. Y el té verde a la hierbabuena es muy bueno también, además te lo sirven en unos vasos de nuevo diseño árabe que son bastante divertidos. En cuanto al servicio es excelente, muy discreto eficaz y sin agobiar. Y no es demasido caro si tenemos en cuenta la calidad de todo. Lo recomiendo. Mi calificación es 8,5Ryad Tamsna

RECETARIO FARRANDEMORA

solo.jpg

En esta sección daré rienda suelta al “don de cocina” que creo poseer. Esta receta es fácil (apta para torpes) y perfecta para cenar en plan informal y rápida. Es un pincho de solomillo de cerdo a las especias árabes con pimientos de padrón y queso Chedar sobre un pan de aceituna. Ingredientes: Solomillo de cerdo fresco, especias árabes Ras el Hanout (se encuentran en Lavapiés y lleva curry, cilantro, comino, pimentón…), pimientos de Padrón (en el Lidl 1,20€ el paquete), pan de trigo de Liguria de aceitunas (lo compré en el Lidl por 1€), unas lonchas de queso Cheddar, sal gorda y aceite de oliva. Es muy fácil, se fríen los pimientos en el aceite de oliva virgen extra, se retiran una vez hechos y en ese aceite se hacen los solomillitos (cortados gordos) que previamente se han sazonado con las especias (a fuego muy alto para que queden dorados por fuera y semi crudos por dentro). Se parten los trozos de pan de aceituna y encima se pone una lámina de queso, los pimientos y el solomillo. Se remata con un toque de sal gorda. Así de fácil.

ZUMOS DE NARANJA EN JEMA-EL-FNA

ornages2.jpgLa Plaza Jema-el-Fna es un solar abierto en pleno bullicio de calles abigarradas y sobre explotadas de la medina antigua de Marrakech, sin ningún tipo de mobiliario, sin encuadres, sin aceras que la separen de la calzada, sin iluminación artificial… y es donde van todos los turistas. Con lo cual, “los morunos” no dejan de asediarte para que les des dinero e incluso por hacer fotos te piden algo, sino te montan un escándalo allí mismo. Una de las mejores cosas son los puestos de zumo de naranja y también los de caracoles a la brasa…

oranges.jpg

Los zumos son geniales y te los sirven muy fríos, eso sí, lo mejor es pedir un vaso de plástico pues allí los vasos de cristal los friegan con el mismo agua durante varias horas, o días, con lo cual el riesgo de coger algo es bastante alto. Yo me tomé varios (costaban 3 dinhares) y a una niña-mendiga de unos 4 años que la tenían a la pobre empujando la silla de ruedas de un tullido le compré también otro… Con la comida callejera, no me atreví pues ponerse malo en Marruecos debe ser una pesadilla.

CHILABA POWER

chilaba3.jpgEn Marruecos la mejor prenda para estar es la chilaba o la gandora. La chilaba es la que llevan los bereberes con capucha, y la gandora es la que no lleva capucha y la llevan en el Sahara. Siempre me ha parecido una prenda genial, asi que en Marrakesch, guiado por Kamal, un niño infradesarrollado de ocho años que me hizo de guía por el zoco, me probé varios modelos. Me gustaban unas gandoras que eran por arriba como una camisa con el cuello recto, pero esas no se encuentran en las tiendas, sino que hay que encargarlas.

chilaba1.jpg

Me compré una blanca de algodón, sin bordados, que aunque es un poco sucia, es la más elegante y discreta para pasearse por La Medina con 45 grados… Un calor infernal que con la chilaba se lleva mejor pues entra aire por todos lados. Los vendedores intentarán venderlas por 300 dinhares como mínimo, pero su precio real es de 150, con lo cual hay que estar perdiendo energías en discutir con esa gente.

chilaba2.jpg

Ir de compras por esos paises sin que te engañen es un esfuerzo extra. Es un poco estresante, pero al final el vampirimso emocional del comerciante moruno, compensa pues por cuatro perras se compran cosas interesantes como esta prenda tan cómoda. Yo pienso ponérmela al menos para ir a Lavapiés. Soy pro-burka (ojalá hicieran burkas para hombres) y pro-chilaba

TERRAZA DEL URBAN: POSH LONG DRINKS

urban6.jpg

El otro día fui invitado a conocer lo nuevo de la Terraza del Hotel Urban: el “Cielo del Urban”. Es un recinto acristalado que alberga una barra y sólo ocho mesas de dos personas (no se admiten reservas de más de cuatro) donde se puede cenar hasta las 23h una selección de platos muy cuidada de productos fríos, que van desde caviar, ostras, jamón ibérico a bogavante o gambas rojas, servidos en un entorno de super lujo: manteles de hilo, cubertería de plata, copas talladas, candelabros… a la luz de la luna para hacer que la gente se evada de la realidad por unas horas y disfrute de una noche especial. Este año han puesto las macetas pop del artista Demo.

urban7.jpg

Los platos estrella son el tartár de buey de wayuu (como el buey de Kobe pero procedente de sudamérica) y el carpaccio de gambas rojas de Palamós con vinagreta de soja y algas nori. El Cielo del Urban es uno de los lugares más chic para cenar y tomarse un cóctel este verano. La terraza esta bastante bien y han ampliado la carta de cócteles (antes eran sólo de champagne) hasta 28 diferentes. El prestigisoso chef de repostería y Maestro Obrador, David Zúcar y yo nos tomamos el “Mostopolitan” (o sea el Cosmopoltina de Móstoles, con un delicioso sabor a gominola), el “Liztaniadue” (con vodka macerado en canela, fresas y melón). Nos atendió personalmente Carlos Moreno el bar-tender creador de estos long drinks.

urban4.jpg
El ambiente es muy pijo, pero es bastante agradable y no exigen un dress code especial para entrar, tan sólo poder pagar los precios (10€ lo más barato). La música que suena es house con reminiscencias ochenteras seleccionada por Pepe García, la persona que ha impulsado eficazmente la comunicación de este hotel, que cada año va superándose para ofrecer lo mejor a un público con poder adquisitivo, afán de clase y supuesto buen gusto. Yo voy siempre que me invitan encantado. Cielo del Urban. Carrera de San jerónimo 34. Abierto todos los días, de22h a 4 horas. Cenas en el Cielo del Urban de 21h a 23h

SUPERNOVA: LO MEJOR DE MARTA SANCHEZ

nova31.jpg

Me he bajado una maravilla de película del emule, Supernova de Juan Miñon con Marta Sánchez, Gurruchaga, Neus Asensi, Angel Alcazar y Gabino Diego. Un clásico de la serie z española, pero la verdad que esta bastante bien de guión (varios mazazos muy graciosos a Marta y Gurru), de argumento (parece una peli teen americana de las buenas) y de casting. Bueno Miñon es ya un clásico del cine serie z y tiene joyas en esa categoría que son para empezar a reirse y no parar como la de Baltasar el Castratti starring Coque Malla as castratti…

nova3.jpg

Fenix (Sánchez) es una cantante de éxito a la que un degenerado (Gurruchaga) clona para poder disfrutarla en sus “morbid little games”, pero un fan de barrio que es cazador de snuzers (unas ratas espaciales que roban electricidad) se da cuenta y la salva de las redes de su chulo (el otoñal galán ochentero Angel Alcazar, que por cierto acabó de portero de un pub el pobre…), de la científica loca (Chus lampreave) y de la malvada cerda y viciosa clon Supernova.

nova2.jpg

En la piel de Supernova Marta Sánchez se pone de lo más cerda enseñando las tetas, haciendo escenas fetish en plan dominatrix y con unos look muy totales noventeros. Impagables su estilismos en el gym, el motel de carretera y la actuación estelar que la retratan en su mejor momento de chachón buenorro allá por los primeros noventa (la cinta es del 93). Mucho mejor que ahora que va de fashion victim y de señora fina. Está hasta más graciosa que Madonna en Who is that girl?. Sí Marta… en el cine superaste a tu ídola.

nova1.jpg

La película esta muy bien, tiene ciertos toques de comedia madrileña tardo-ochentas (sale Guillermo Montesinos), una dirección artística muy total y unos gags bastante buenos (como la escena de la ducha con el tinte fluorescente en los conejos de Sánchez y Asensi, o las paridas de Gurruchaga y Lampreave interpretándose a si mismos). La verdad es que no se porque Miss Sánchez se avergüenza de uno de los mejores trabajos que ha hecho…

RESTAURANTE PALAIS CHAHRAMANE

rest1.jpg

Durante mi estancia en Marrakech recalé nada más aterrizar, por las prisas y la buena fe, en un restaurante árabe típico para guiris incautos y confiados de los taxistas moros. Era el típico sitio como los que hay en la Plaza Mayor de Madrid que ofrecen paellas industriales a precio muy alto. Pues gracias a la comisión que este restaurante paga a los taxistas, tuve el disgusto de probar un cus-cus industrial, unos pinchos de pollo y cordero secos y una ensalada marroquí serie z. Menos mal que en días posteriores fui a comer a los mejores restaurantes de la ciudad.

rest2.jpg

En este Palais de cartón-piedra, la verdad que ponen un rancho para turistas despistados muy extremo, que disfrazado con una decoración fake típica árabe de escayola cuela para grupos de teens americanos o jubilados suizos en Marruecos. Lo único que estaba potable fue el té verde a la hierbabuena, que con un extra de azucar hacía olvidar el resto de las bazofia que allí sirven. Para comer en un buen sitio en Marrakech no fiarse nunca de los empleados de los riads, ni de taxistas, ni de guías autóctonos… o se acabará en un sitios como este. Atención: no ir al Palais Chahramane, 6 Rue Sidi Bouchouka. Marrakech.