GUISOTE Y CLASES MAGISTRALES EN TUDELA

navarra1.jpg

Con motivo de la entrega de los Premios Eva de Gastronomía, viaje hasta Tudela (Navarra) para unas clases magistrales de varios expertos en gastronomía, modo de vida y estilo. En el marco del hotel NH Tudela una serie de cocineros, críticos gastronómicos, directores creativos, agencias de comunicación… pudimos departir amigablemente y bebatir sobre los secretos de las verduras, como cocinarlas, su historia, sus propiedades. Un divertido y animado video sobre Tudela fue el detonante de unas charlas magistrales en las que se habló de lo divino y lo humano en torno a la comida. Discusiones bizantinas e interminables charlones de chefs de los mejores restaurantes navarros, el experto en temas gastrónomicos y de estilo Guillermo López, Ana Escobar, Raúl Gómez (de la agencia Acción y Comunicación), un servidor…

navarra2.jpg

Mientras en la excelente sala habilitada, con proyector de video gigante, una cocina completa y megafonía stereo se daban esas charlas, en los jardines se preparaba un estupendo guiso tipico de Tudela. En una gran olla, una bombona de butano y las materias primas de la huerta de Tudela un veterano cocinero de esa tierra ultimaba los detalles de un guisote muy español: conejo, cerdo, cordero, patatas, espárragos, pimientos, cebolla, sal , pimienta, aceite de oliva y especias cociendo a borbotones con agua para dar como resultado un plato bastante recio y muy popular.

navarra31.jpg

Luego un aperitivo para dar a conocer los productos de la tierra (chistorra, morcilla, pimientos, espárragos, ventresca…) y por fin poder degustar el padre de todos los guisos especialidad de esa ciudad. Una especie de rancho caldoso con toda esa mezcla de carnes y verduras que hizo las delicias de los saloneros que acudieron al evento… Yo la verdad que no tuve estómago para tragarme ese guiso, hecho con tan buena voluntad. No soy de guisotes que le vamos a hacer. Pero la jornada fue un éxito, que conste, y muchas gracias al pueblo de Tudela que se volcó con las personalidades que allí nos congregamos.

navarra4.jpg

JEM DOLLS ACTION: EL CULTO DE JEM

El único portal en castellano dedicado a Jem & The Holograms es El Culto de Jem, para fans de esa genial serie favorita de todo avant nerd que se precie. En la web hay bastantes fotos, wallpapers, memorabilia y lo mejor de todo: una bizarra serie en youtube inspirada en la de dibujos, pero con muñecas: Jem Dolls Action. Sin lugar a duda ésta es la única serie inspirada en el concepto MTV que comenzaba a nacer en los 80s, y aunque para muchos JEM significó el punto más bajo y decadente de la televisión infantil, hoy ya es un referente de la generación “post-disco”, la estética “avant nerd” y una genial parodia de la música pop y las discográficas. Han pasado 20 años desde que el ultimo episodio salió al aire. Actualmente, ya no es aquella vieja serie para niñas, mariquitas o el placer oculto de varones pervertidos. Es todo un icono generacional al que hay que rendir culto.

LOFT 39: POSH FOOD

loft2.jpg

Loft 39 se ha consolidado como un punto de referencia “posh” indiscutible entre los locales de moda, y por supuesto, uno de los lugares clave del barrio de Salamanca para ver y ser vistos. Con una discretísima entrada y situado en el primer piso de un señorial edificio, este restaurante es uno de los mejores de la zona de Serrano/Velazquez. Acudí a su amable invitación para cenar y tomarme una copa, y la verdad que salí encantado.

lof1.jpg

La carta de platos, breve pero bien diseñada, cuenta con un gran surtido de aperitivos, entrantes y ensaladas, perfectos para compartir. Entre los platos fuertes están las elaboraciones tradicionales como las albóndigas con arroz y su jugo, el solomillo de buey a la parrilla con salsa de foie y setas salteadas, la merluza en salsa verde con alcachofas y patatas a la importancia o el villagodio. Probé el tartar de atún rojo, que es excelente, asi como el tartar de buey de kobe y la ensalada de vieras. Muy bueno todo, en su punto, con materias primas ultra frescas y con un servicio amable y atento. Mi acompañante, el maestro obrador David Zúcar dio el visto bueno a los postres, sobre todo a las texturas de fresas, con una presentación sobresaliente.

loft3.jpg

En definitiva un sitio muy agradable para cenar y tomarse algo, sobre todo entre semana que es cuando esta más tranquilo y se puede disfrutar de todo mucho mejor. La decoración es del prestigioso interiorista Pascua Ortega, que esta vez no se pasa con los lazos y los perifollos a los que acostumbra en sus diseños. Una cosa, para estar a gusto aqui y no desentonar hay que ser un poco pijo… o al menos aparentarlo. En sitio perfecto para cenar y tomar copas en un ambiente high class nada engolado y para amantes de la “fab life” y el chic discreto. Le doy un 8,5. LOFT 39. C/Velázquez 39 Madrid.

SILK: THAI EN LA MORALEJA

sil3.jpg

Silk es un ambicioso proyecto de hostelería que surge de la unión de dos empresarios con una dilatada carrera hostelera, la coreana So-jeong Kim, que regenta el exitoso Silk & Spice de París, y el español Cipri Quintas, con más de una década de experiencia en el mundo de la restauración y alma mater de este multiespacio. El otro día y aceptando la invitación de Cipri, me fui a cenar a este excelente thai, que pasa por ser el octavo mejor del mundo.

sil1.jpg

Y la verdad que para los malísimos thais que hay en Madrid, en el Silk se puede comer y disfrutar de la buena mesa thailandesa. Platos tan buenos como las perlas thai o vieras salteadas con esparragos (muy frescas y especiadas en su justa medida), la langosta thai (la sirven abierta con verduras y esta muy buena), los típicos aperitivos thai o los tallarines con frutos del mar, por citar algunos platos de una carta muy completa. Lo regué todo con un blanco joven de Enate.

sil2.jpg

Tras la cena baje a la terraza y en una cama balinesa que me habían reservado me tomé un estupendo cóctel preparado por un experto bar-tender vestido de Kenzo de arriba a abajo y en un ambiente posh de jovenes cachorros high class moradores de la lujosa urbanización, que por fin tiene estación de metro para que el servicio pueda llegar mejor a sus trabajos. En definitiva un thai excelente y muy recomendable. Le doy un 7,4

sil4.jpg

CIELO DEL URBAN: CENAS DE ENSUEÑO

cielo4.jpgGracias a la gentileza de Félix García, el estupendo director del Hotel Urban de Madrid, pude degustar la cena que ofrecen en el Cielo del Urban, en un espacio muy privado, acristalado en la terraza del hotel, al borde de la piscina y con unas vistas al cielo nocturno madrileño. El espacio es ideal para ir en pareja, pues cuidan todos y cada uno de los detalles para conseguir una velada de ensueño y muy classie.

cielo3.jpg

La decoración es toda plateada, con manteles de plata, grandes candelabros con velas en cada una de las exclusivas mesas (no se admiten reservas de más de cuatro comensales), cubertería de plata… y la iluminación es tenue, a la luz de las velas. Tienen dos menús a legir, el menú Urban y el menú Cielo del Urban. Los dos son estupendos y regados con una botella del mejor champagne francés.

cielo1.jpg

La comida es excelente, en plan frío y elaborada con matería prima muy fresca. El menú del Cielo del Urban se compone de ostras gallegas (super frescas), carpaccio de gambas rojas de Palamós con algas nori o carpaccio de vieras con salsa de algas (muy buena la fusión de la viera con una fina capa de tocino), jamón y lomo ibérico (muy bien cortado y 100% pata negra), caviar beluga con blinis y nata agria (servido en una preciosa copa de cristal negro con hielo pileé y una cucharilla de nácar), bogavante con una espuma de cítricos (en su punto de cocción justo), tartar de buey de Wagyu (especiado sin pasarse para no enmascarar el exquisito sabor de la carne) y de postre frutas o trufas de chocolate…

cielo2.jpg

Todos esos manjares regados con un Moët Chandon Don Perignon Reserva 1999, que estaba buenísimo. Merece la pena rascarse el bolsillo (195€) y reservar mesa en este sitio, pues en ningún momento defrauda ni la comida, ni el servicio, ni el local, ni nada de nada… El ambiente, eso sí, es high class, de gente con dinero, vestida de marcas y amante de sitios exclusivos. Después de la cena lo mejor es tomarse un cóctel fuera en la terraza y mezclarse con el resto de la gente. Le doy una nota muy alta: 9,3Cielo del Urban