MANY ROOMS IBIZA & TEN HONG-KONG DOLLARS

Paseando por el centro de Ibiza tods las tiendas son de un macarrismo extremo: Pacha Store, Cathy & David Guetta Store, Supermartxé Store, tiendas de pareos, calzoncillos y bañadores para gays, ropa hippy para pijos y guiris trasnochados… es decir todo bastante atroz. Sin embargo recuperando el rollo transgresor que tenía la isla en los 60 y 70, como un oasis de buen gusto emerge la genial tienda de ropa Many Rooms. En ella sus encargadas (super monas ellas) han creado un show room con los mejores diseñadores emergentes de la moda española. Una especie de “El Ego de Cibeles” (muy superior al original) pero en Ibiza y con una presentación de lujo en una preciosa bombonera alicatada de arriba a abajo.

Y brillando con luz propia entre todas las marcas que venden está Ten Hiong Kong Dollars, de la diseñadora Natalia Martínez, una visionaria de la moda que está haciendo estragos con sus customizaciones de cosas de los 80. Jeans rosas lavados al láser, vestidos con hombreras, neo hippy, shorts con bizarros estampados, modelos de chalet social tardo-ochenta son algunas de las piezas que hacen que su nueva colección sea la que mejor ha entendido el rollo vintage, sin caer en el rollo segunda mano, sino como debe ser, reinterpretando y creando a partir de lo que ya existe. Es ropa que sirve para hacer clubbing, ir a salones o eventos gastronómicos y poner un toque moderno sin astracanadas fashion. Yo me pongo sus modelos de vez en cuando y causo sensación. Many Rooms Ibiza C/La Virgen 47. Calificación Many Rooms: 7,4. Ten Hong Kong Dollars: 7,75

HELLO KITTY ICE LOLLIES

Las barras flash de sabores para congelar son el colmo de los azúcares artificiales y los sabores a frutas sintéticos, pero como todo lo industrial están muy buenas. Lo último en este tipo de congelados son las Hello Kitty Ice Lollies, una barritas de agua azucarada y edulcorada super mega ultra geniales. Los sabores son tan sintéticos que rozan la perfección, sobre todo el de “sour cherry” que es mi favorito y el más logrado. Son ligeramente suaves pero el edulcorante es tan fuerte que inunda todo el paladar. Además llevan un fórmula especial que al congelar imita el estilo “frozen”, que evita el obsoleto formato “trozo de hielo”. Este pack tan mono lleva de regalo tatuajes de Hello Kitty, perfectos para decorar alicatados varios. Hello Kitty Ice Lollies. Calificación: 8,1

HENESSY PARADIS GIVRÉ

En el recurrente marco del corner VIP de la Terraza del Urban, y de la mano de Paco Patón y la eficaz experta en bebidas alcohólicas Raquel Pardo, tuvo lugar una cata de cognac Henessy servido a -15º bajo cero. En 1979 el Master Blender de Henessy, Maurice Fillioux, creó una combinación a base de aguardientes envejecidos por su abuelo, y que por su genial bouquet recibió el nombre de Paradis, una mezcla de más de cien aguardientes de hasta 130 años. Para vender la moto de sus excelencias, acudió un brand embassador del grupo Moët-Henessy desde la localidad de Reus, conocida por ser cuna de los mejores comerciales (al estilo fenicio) del mundo del comistrajo.

Para convencer a gente tan prestigiosa como la ya salonera deluxe Rosa Veloso (gourmet y fotógrafa especializada en moda, comida, publicidad y arte), una compradora de vinos, y otros periodistas más cuyos nombres se me han borrado de la mente (sorry), el experto y comercial del cognac preparó unos maridajes para potenciar los sabores y aromas del rancio elixir ó bizarra ambrosía… Y es que el cognac no acaba de quitarse el san benito de bebida extraña, antigua, de orden, de cacique que gusta alardear de carísimas botellas mientras se fuma un puro y se bebe un copazo servido en copa de balón, tras haberse metido antes (vía oral) varias botellas de vino. Gracias a los expertos en marketing de la poderosa asociación de marcas de lujo, ahora el cognac se bebe en vaso de tubo con Fever Tree o incluso con una Coca Cola Zero. Mucho mejor, donde va a parar…

Servido congelado y maridado con dátiles salomón, salmón ahumado, chocolate negro, trufas de chocolate blanco, quesos, hojaldres y frutas, resultaron obviedades: que el cognac es perfecto con los dulces y que es un horror con frutas como la papaya (un maridaje fake para demostrar que todo no vale…). Esta es mi cata maridada con una mezcla de queso azul y dátiles variedad salomón: color aceitoso con matices verdes, en nariz es muy oleoso, especiado y floral. En boca albaricoque, miel,canela, pétalos de rosa y confesionario de iglesia fumigada con incienso. Es suave y persistente en el paladar con un suave regusto a madera que con este maridaje se multiplica por un millón. Cognac Henessy Paradis Givré: 275€. Calificación: 7,8

DOM PERIGNON OENOTHEQUE ROSÉ

Dom Pérignon ha presentado la nueva etiqueta Œnothèque Rosé 1990. No se trata de una nueva añada, sino de un nuevo producto aún más exclusivo y más longevo que la anterior creación de la maison. Este acontecimiento histórico tan sólo ha ocurrido otras dos ocasiones en los más de trescientos años de historia del mejor champagne del mundo. En el decadente marco de la residencia del embajador de Francia en España pude vivir en primicia la llegada de las tres primeras botellas al mercado español de la mano de Vincent Chaperon, Chef de Cave de la maison.

La “aparición” tuvo lugar en helicóptero, de dónde fueron escoltadas en Rolls Royce hasta la Residencia del Embajador de Francia, dónde solo unos elegidos (un servidor de vds, la fotógrafa y gourmet Rosa Veloso, la gran señora de los comistajos Marís Jesus Gil de Antuñano, el eficaz reportero de comidas Antonio Iborra y otros saloneros de luxe convidados de piedra) pudimos catarlas. Entre obras de Orlán, Botero, Demo Artist y un sinfín de antigüedades valiosísimas todos los congregados fuimos testigos de la apertura del chic maletín de Dom Pérignon Œnothèque Rosé 1990, que con esa bizarra e impagable puesta en escena ideada por el eficaz Pedro Utrera y la resolutiva ex-beuty queen celtíbera Inés Saez, fue elevado a la categoria de fetiche super mega ultra exclusivo.

El elixir aparecerá en el mercado español con 80 botellas a mil euros cada una más o menos, sólo disponibles bajo pedido y con un envejecimiento mínimo de 20 años, que es lo que el Chef de Cave del mejor champagne del mundo considera que es el periodo en el que el vino comienza a expresar toda su plenitud. Esta etiqueta, que ahora mismo se cuenta entre los vinos más deseados del mundo, tiene una capacidad de envejecimiento que trasciende los límites de lo conocido, lo que lo convierte en un vino casi eterno. Es el top of the pops del champagne ahora mismo.

La poca cantidad que pude probar, porque lo servían con cuentagotas, tenía todo el típico estilo Dom Pérignon complejo, intenso, vibrante, táctil, sensual y es una metamorfosis del Rosé en plan cuarta dimensión de los vinos de Dom Pérignon, con veinte años de envejecimiento frente a los catorce de DP Œnothèque, los diez del Dom Perignon Vintage Rosé y los siete del Dom Pérignon Vintage. Además para obtener este rosado hacen dos vinos previamente para luego mezclarlos y obtener así esta ambrosia de los dioses. Cada botella ha sido probada y aprobada personalmente por un enólogo de Dom Pérignon. Doy fé, está muy bueno. Precio: 1000€ por encargo. Calificación: 8,2