CAFETERIA EL CORTE INGLES CALLAO

Investigando para la confirmada colaboración Farrandemora & Minube(mejor aplicación de movil del año según Apple) acudí a merendar con el prestigioso Luis Landeira a la bizarra Cafeteria del Corte Inglés de Callao, último local pertenenciente a un estirpe de cafetaria en vías de extinción como Nebraska, Manila, y otras grandes cafeterías de los 70 y 80. Aparte de sus geniales vistas (se ve toda la Gran Vía), tanto el servicio (vestido con un extremo uniforme de tergal que bien lo hubiera podido firmar el gran diseñador de trapos David Delfín), como el público (geriátrico facción white trash en su mayoría), y los comistrajos que sirven (con extra de grasa) son muy totales. La decoración mezcla elementos del Corte Inglés de los 70, con mobiliario tipo La Fábrica del Mueble, restos de saldos de la sección oportunidades todo customizado como para parecer un Starbucks o un Vips. Recomiendo ir a tomarse unas tortitas industriales con nata y chocolate de marca blanca El Corte Inglés. Comida super cerda reivindicada por algunas modernas serie Z, cuartel general de la Generación Post-Windsor y escenario de culto por sus vistas, su grisura y su excelsa bizarrez. Calificación: 7,1

WAVE RESTAURANT HOTEL W BARCELONA

Wave es lugar ideal para hacer una parada, picar algo, juntarse con amigos o colegas antes de aventurarse a explorar la ciudad o el sitio perfecto para después de un largo día (o noche) por Barcelona. mietras cenas hay vistas privilegiadas sobre WET® y las playas de San Sebastián y Barceloneta como telón de fondo. para dar fe de todo ello acudí a cenar a este restaurante del W Barcelona, consciente de como son este tipo de restaurantes fashion: cocina con pretensiones, camareros rollo modeleo, poca luz, coctelería, espacio compartido con bar de copas… lo que es perfecto para una cena before-clubbing.

De todas maneras el marco es muy bueno, y siempre mentalizados del tipo de sitio que es, lo que procede es mimetizarse con ese ambiente, no ser demasiado exigente y dejarse llevar por la frivolidad del estupendo W Barcelona. Inspiraciones de tapas españolas y antipastos mediterráneos así como sabores árabes y especialidades libanesas dan lugar a la creación del menú de WAVE. Con un enfoque en mariscos del mediterráneo, la cocina es sana y ligera. Comistrajos muy comestibles, desde hamburguesas con influencias mediterráneas hasta steaks orgánicos y pasta fresca. Esta todo correcto la verdad. El plan es cenar en Wave para agasajar a la pareja y luego subir al bar Eclipse en el piso 26 y disfrutar de las vistas. Wave Restaurante. Calificación: 7. Hotel W Barcelona: 7,3

AVALON BY FREIXA

Junto al Grand Hotel Central se encuentra el Ávalon dirigido por el elegante y estupendo cocinero Ramón Freixa, distinguido con una estrella Michelín, y reconocido internacionalmente por su cocina creativa. Freixa es sinónimo de calidad, de reinterpetación en positivo de lo tradicional a través de propuestas vanguardistas. En Ávalon, Freixa ha diseñado una carta de cocina tradicional catalana moderna y desenfadada, actualizando esos sabores de siempre con los productos de temporada. A dar fe de todo ello acudí con el prestigioso chef belga de respostería, Juan Carlos Boucqué, vestidos muy acertadamenete para ese espacio con sayos de Walter Van Bierendonck. Esta interpetación “low cost” de la cocina popular catalana actualizada, nos sorprendió muy gratamente.

Las recetas son sencillas, pero con producto muy fresco, tanto en las ensaladas, como en el pescado o la carne, y además la presentación es original y se nota que se han esforzado en agradar a la mente catalana, que se fija mucho en todo eso. Es como comer en casa de una “tieta” catalana, con platos muy caseros pero con un genial toque gastronómico y sin pasarse de precio. Lo postres también excelentes, sobe todo el cheesecake de Freixa con frutas rojas. El diseño es muy funcional, nada estridente, y la ubicación super céntrica. Es uno de los must de Barcelona ahora mismo. Avalon by Freixa. Calificación: 7,6, Comida:7,5. Decoración: 6,7. Producto: 7,6