ALIMENTOS EXTRAÑOS: TRIPAS DE CORDERO

ga2.jpg

Siguiendo la serie “Alimentos extraños” le toca el turno a las tripas de cordero lechal más conocidas como Gallinejas y Entresijos. Su aspecto en crudo es realmente repulsivo, parecen tumoraciones llenas de sebo. Una parte es como una especie de molleja y el resto como canutos huecos o nervios gigantescos. Todo ese sebo que les envuelve es el que sirve para freirlas, desprendiendo en esa operación un olor muy fuerte que se impregna y se mete hasta el tuétano. Quien pase por una freiduría de gallinejas quedará marcado con un olor a fritura letal y extremo.

ga1.jpg

Hace años eran comida para pobres y lo comían los homeless del Madrid de la posguerra y se lo daban a los gatos las viejas en los solares. Hoy en día ha quedado como una delicatessen o directamente se engloba en las comidas para ancianos castizos seguidores del bizarro concejal Matanzos. Su olor esta presente en las celebraciones de los asilos más castizos de los barrios de La Paloma, Carabanchel y Chamberí. Aunque este extraño alimento sea una auténtica bomba para el estómago, la ancianidad madrileña lo idolatra. Quien quiera probarlas que vaya a ‘Freiduría Embajadores’ C/Embajadores, 84. Yo las tomo una vez al año, cuando me da un “ataque de casquería” y me lanzó a comer zarajos, entresijos, mollejas, sesos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s