TÉ EN EL RITZ

te1.jpg

Una vez más, acudí al hotel Ritz de Madrid, para disfrutar del delicioso té que ofrecen cada tarde en sus lujosos y majestuosos salones. En una de mis habituales sesiones de coaching de la mano de mi “personal coach” Enrique Lourido, pude comprobar que el servicio de este hotel es de lo mejor que hay para merendar en condicones, en un ambiente muy selecto, perfecto para una buena sesión de antropología high class. ¿Quién ha dicho que tomar el té de las cinco en un Gran Hotel es una costumbre snob y decadente? Prefiero ir a este Gran Hotel que a un infecto y hortera café de Chueca por ejemplo…

te2.jpg

Con la música de un pianista en directo, el té del Ritz ofrece cuidadas variedades de té, acompañadas de una selección de pastelería artesana: pastelitos de crema inglesa con frambuesas, muffins ingleses, chocolate suizo, bocadillitos salados con delicioso pan inglés… servidos una bandeja de plata alemana de varios pisos, cubertería de plata, vajilla de porcelana de Limoges y una estupenda mantelería de hilo bordada con el logo del hotel. Una velada como tiene que ser: clásica pero no rancia… Una vez más mis felicitaciones al servicio, pues tres personas estaban pendientes de que ni por un nanosegundo, me faltara de nada.

te3.jpg

Tomar aquí el té vuelve a estar de moda, y es ideal para cerrar negocios, hablar de proyectos, agasajar a las parejas… que es lo que hacían los selectos comensales que llenaban el imperial salón del hotel. El dress code es más relajado en esta época y hasta los turistas americanos enfundados en sus pantalones cortos o los trajes de verano de ejecutivos de provincias que por allí se dejan ver, dan sentido a toda una parafernalia de protocolo tácito, que triunfa en estos salones. Yo opté por un “total look” de Fred Perry (patalones mil rayas, camisa de cuadros vichy y zapatillas de lona azul marino con el logo del laurel en granate), bastante acertado creo. Merece la pena disfrutarlo. Hay menos ranciedad en este lujo clásico que en muchos sitios de diseño high tech de nueva hornada…

te4.jpg

14 pensamientos en “TÉ EN EL RITZ

  1. es un experto en inteligencia emocional k me ayuda a sobrevivir en esos ambientes tan acidos en los que me muevo,,

  2. me encanta como torbe pone en portada la heavy tomandose su vasito con leche y farran platicando aca de lo snob de tomar el te en el ritz jejeje buenisimo!!!!mas frik imposible

  3. Muy buena crónica. Por favor, sabe cuanto cuesta el servicio de te por persona? hay que reservar? muchas gracias

  4. Lo peor no es eso, sino esa sensación de vacío total que transmiten estas fotos. Supongo que es una sensación pareja a la que me podría entrar a mí al estar en un estridente local de Chueca. Exactamente lo mismo un sitio que otro. Y es que en ambos falta algo… (no falla el lugar sino el contexto y quienes lo integran)… falta… ¿cultura?… una biblioteca de Alejandria, por poner un ejemplo parecido a un sueño imposible (vía Brel),para que lo selecto y lo aristocrático cobren su verdadero significado. Ya no me meto en temas más peliagudos como el de la clase media anhelando lo burguoise. Que ni sé si es su caso ni me importa.

  5. yo es que me muevo desde el underground mas off off al lujo mas extremo… ke no es el caso de ritz tampoco. y no pago un duro… me invitan

  6. ¿Acaso a usted no le gusta Elisa Serna?. Gran artista, de la jeta a los pinreles.Y acuérdese que lo del “sueño imposible” breliano lo cantó también la gran Nati (la Macho),que esta es de Fuerza Nueva.

  7. Afortunado es usted, porque le invitan a tomar el té en el Ritz. Como siempre un saludo cordial, señor Farran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s