RYAD TAMSNA: GOURMET MARROQUI

darma1.jpgUno de los mejores sitios para comer, alojarse y tomarse un té en Marrakech es el Ryad Tamsna, un recoleto ryad en pleno centro de la Medina. Para llegar hay que recorrer varios laberintos del zoco y finalmente se llega a este oasis para el gourmet. El Ryad tiene restaurantes, habitaciones, salón de té y un fresco patio y terraza. Normalmente hay que pagar a algún lugareño para poder encontrar el sitio porque esta bastante escondido, lo que le hace si cabe más interesante. Y el camino hasta que se llega esta muy bien, pues es pleno zoco y hay muchas tiendas y hasta un hamam. El Palacio de Bahia esta también muy cerca.

darma3.jpg

La decoración es árabe pero con un toque colonial que es de agradecer para huir del abogarramiento que reina allí. Es todo muy agradable con un ligero toque afrancesado muy interesante. Hay ventiladores, sillas de hierro, sillones forrados en seda salvaje, una terraza con tumbonas que es perfecta para cenar y estar por la noche con unas vistas increibles de las callejuelas de la Medina, y varios salones privados para cenas y reuniones en plan petit comitee.

darma2.jpg

La carta es escueta pero excelente, es cocina marroquí creativa con ciertos toques senegaleses sobre todo, en las deliciosas sardinas y algunas especias que usan. Entre los platos estrella están el caviar de berenjenas y humus, que sirven con un pan ácimo casero, las brochetas de pavo a la miel con pure de patata y sésamo (muy tiernas, con una salsa de mantequilla deliciosa), las sardinas escabechadas con tomate fresco (una verdadera delicatesen de fusión africana) o el tagine de cordero… Todo esta muy bueno

darma4.jpg

De postre hay un tatín de manzana delicioso y una tarta de chocolate para volverse loco. Y el té verde a la hierbabuena es muy bueno también, además te lo sirven en unos vasos de nuevo diseño árabe que son bastante divertidos. En cuanto al servicio es excelente, muy discreto eficaz y sin agobiar. Y no es demasido caro si tenemos en cuenta la calidad de todo. Lo recomiendo. Mi calificación es 8,5Ryad Tamsna