ZARANDA: ESTRELLA MICHELIN

Acompañado del prestigioso y atractivo dj-productor Rubén García aka Watch TV, acudí a una cena organizada por el promotor de un futuro y exclusivo “club posh” en un “Gran Hotel” de Madrid, que tuvo el gran acierto de juntarnos en el estupendo marco del restaurante Zaranda, una estrella Michelin y dos soles de Campsa. Me sorprendió muy gratamente la frialdad de la decoración y el sepulcral silencio del restaurante, que muy acertadamente (y dándome la razón en una tendencia que como cool hunter gastronómico he augurado para el 2010) no apuesta por el horrible hilo musical de atroces compilaciones tipo Café del Mar y sucedáneos que ponen en otros abrevaderos de lujo similares. Lo que se lleva es no oir música mientras se come.

Y si el ambiente del restaurante (que da una vuelta de tuerca al tan manido rollo minimal) y el servicio (super correcto, con maitre y camareros de austeros discursos y robóticos movimientos) me parecieron lo más, las viandas que alli sirven son de lo mejor que se esta sirviendo en Madrid en estos momentos, destacando sobremanera la exquista presentación de los platos, que parecían pequeñas esculturas de comida. Además el joven chef autor de todas ellas, Fernando Pérez Arellano, resultó ser de una modestia, timidez y educación que le desmarcan para bien (nota: me hago eco de rumores que he escuchado en los corrillos de los comistrajos de élite) de soberbios, pedantes y malhumorados “ogros charnegos” de cocina o de endiosados “rock-stars serie z” mediáticas a los fogones con el mismo tipo de galardones.

Degustamos entre otros platos un consomé de setas de temporada y ñoqui de requesón (era como comerse un trozo de bosque o una sopa-delicia hecha por una gnoma), un corazón de alcachofa relleno “Lucullus”mousse de ave, trufa negra y foie gras (plato super fino, sofisticado y un claro ejemplo de alta cocina), pato azulón y endivia con vinagreta de miel y jugo de acedera (con la grasa extra del pato sabiamente disfrazada-ahí seguía- por este genial aliño), y postres tan sorprendentes como la crema de maíz dulce con su pudding (postre freak pero en la categoría de lo comestible). Estaba todo super mega ultra bueno. Se merece los galardones la verdad. Zaranda. Calificación: Comida: 8,3. Servicio: 7,8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s