COMISTRAJOS 5 ESTRELLAS: HAGGIS

En mi reciente estancia en el Malts Cruise por las islas del norte de Escocia, como intregrante de la tripulación del barco Mischief, tuve la desgracia de degustar uno de los comistrajos más sobresalientes de la cocina inglesa, Los Haggis. Un comistrajo 5 estrellas muy condimentado y de sabor intenso. Aunque existen muchas recetas, algunas de las cuales utilizan asaduras de ciervo, normalmente se elabora a base de asaduras de cordero u oveja y roedores (pulmón, hígado y corazón) mezcladas con cebollas, harina de avena, hierbas y especias, todo ello embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas. Muy hardcore todo.

El capitán del barco lo preparó el haggis (comprado en un supermercado industrial pues el envoltorio era de plasticazo) con nabo y patatas “mashed” y una sopa de verduras también incomible. Antes de servirlo hizo una performance oda a este comistrajo que en Escocia quieren vender como una delicatessen. Se puso un kilt, y tocando la gaita escocesa apareció dando voces en plan vikingo y recitando una especie de ruda poesía mientras con un cuchillo de degollar ovejas escocesas, de esas con flequillo, troceaba ese amasijo de visceras recocidas con sangre. Yo para poder comerlo sin tener arcadas hice un maridaje espontáneo regándolo todo con un whisky de malta, en concreto un Lagavulin 25 años, que invadiese todo el desagradable sabor de esta especie de morteruelo con morcilla serie z que son los haggis.

También contó una rocambolesca historia sobre los Haggis, según el unos animalitos mezcla de rata y conejo con una pata más grande que la otra, que viven en las islas del norte de Escocia. Yo creo que este hombre se pensó que eramos unos pobres turistas de España, en vez de unos prestigiosos gastrónomos y que nos ibamos a tragar esa tontería. Esa bizarra performance dejó a los escoceses como realmente chauvinistas y arraigados a tradiciones dantescas. Fue duro estar navegando en un velero, madrugando, levando anclas, velas, compartiendo un wc, durmiendo en un catre… y luego comer eso!!. En definitiva un ejemplo magistral de comistrajo, de comida de menú barato de barco, y una prueba feaciente de que la cocina inglesa es comistrajo 95%. Haggis a la cabeza. Calificación comistrajo: sabor: 8. Apariencia: 8,3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s