DOM PERIGNON OENOTHEQUE ROSÉ

Dom Pérignon ha presentado la nueva etiqueta Œnothèque Rosé 1990. No se trata de una nueva añada, sino de un nuevo producto aún más exclusivo y más longevo que la anterior creación de la maison. Este acontecimiento histórico tan sólo ha ocurrido otras dos ocasiones en los más de trescientos años de historia del mejor champagne del mundo. En el decadente marco de la residencia del embajador de Francia en España pude vivir en primicia la llegada de las tres primeras botellas al mercado español de la mano de Vincent Chaperon, Chef de Cave de la maison.

La “aparición” tuvo lugar en helicóptero, de dónde fueron escoltadas en Rolls Royce hasta la Residencia del Embajador de Francia, dónde solo unos elegidos (un servidor de vds, la fotógrafa y gourmet Rosa Veloso, la gran señora de los comistajos Marís Jesus Gil de Antuñano, el eficaz reportero de comidas Antonio Iborra y otros saloneros de luxe convidados de piedra) pudimos catarlas. Entre obras de Orlán, Botero, Demo Artist y un sinfín de antigüedades valiosísimas todos los congregados fuimos testigos de la apertura del chic maletín de Dom Pérignon Œnothèque Rosé 1990, que con esa bizarra e impagable puesta en escena ideada por el eficaz Pedro Utrera y la resolutiva ex-beuty queen celtíbera Inés Saez, fue elevado a la categoria de fetiche super mega ultra exclusivo.

El elixir aparecerá en el mercado español con 80 botellas a mil euros cada una más o menos, sólo disponibles bajo pedido y con un envejecimiento mínimo de 20 años, que es lo que el Chef de Cave del mejor champagne del mundo considera que es el periodo en el que el vino comienza a expresar toda su plenitud. Esta etiqueta, que ahora mismo se cuenta entre los vinos más deseados del mundo, tiene una capacidad de envejecimiento que trasciende los límites de lo conocido, lo que lo convierte en un vino casi eterno. Es el top of the pops del champagne ahora mismo.

La poca cantidad que pude probar, porque lo servían con cuentagotas, tenía todo el típico estilo Dom Pérignon complejo, intenso, vibrante, táctil, sensual y es una metamorfosis del Rosé en plan cuarta dimensión de los vinos de Dom Pérignon, con veinte años de envejecimiento frente a los catorce de DP Œnothèque, los diez del Dom Perignon Vintage Rosé y los siete del Dom Pérignon Vintage. Además para obtener este rosado hacen dos vinos previamente para luego mezclarlos y obtener así esta ambrosia de los dioses. Cada botella ha sido probada y aprobada personalmente por un enólogo de Dom Pérignon. Doy fé, está muy bueno. Precio: 1000€ por encargo. Calificación: 8,2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s