HENESSY PARADIS GIVRÉ

En el recurrente marco del corner VIP de la Terraza del Urban, y de la mano de Paco Patón y la eficaz experta en bebidas alcohólicas Raquel Pardo, tuvo lugar una cata de cognac Henessy servido a -15º bajo cero. En 1979 el Master Blender de Henessy, Maurice Fillioux, creó una combinación a base de aguardientes envejecidos por su abuelo, y que por su genial bouquet recibió el nombre de Paradis, una mezcla de más de cien aguardientes de hasta 130 años. Para vender la moto de sus excelencias, acudió un brand embassador del grupo Moët-Henessy desde la localidad de Reus, conocida por ser cuna de los mejores comerciales (al estilo fenicio) del mundo del comistrajo.

Para convencer a gente tan prestigiosa como la ya salonera deluxe Rosa Veloso (gourmet y fotógrafa especializada en moda, comida, publicidad y arte), una compradora de vinos, y otros periodistas más cuyos nombres se me han borrado de la mente (sorry), el experto y comercial del cognac preparó unos maridajes para potenciar los sabores y aromas del rancio elixir ó bizarra ambrosía… Y es que el cognac no acaba de quitarse el san benito de bebida extraña, antigua, de orden, de cacique que gusta alardear de carísimas botellas mientras se fuma un puro y se bebe un copazo servido en copa de balón, tras haberse metido antes (vía oral) varias botellas de vino. Gracias a los expertos en marketing de la poderosa asociación de marcas de lujo, ahora el cognac se bebe en vaso de tubo con Fever Tree o incluso con una Coca Cola Zero. Mucho mejor, donde va a parar…

Servido congelado y maridado con dátiles salomón, salmón ahumado, chocolate negro, trufas de chocolate blanco, quesos, hojaldres y frutas, resultaron obviedades: que el cognac es perfecto con los dulces y que es un horror con frutas como la papaya (un maridaje fake para demostrar que todo no vale…). Esta es mi cata maridada con una mezcla de queso azul y dátiles variedad salomón: color aceitoso con matices verdes, en nariz es muy oleoso, especiado y floral. En boca albaricoque, miel,canela, pétalos de rosa y confesionario de iglesia fumigada con incienso. Es suave y persistente en el paladar con un suave regusto a madera que con este maridaje se multiplica por un millón. Cognac Henessy Paradis Givré: 275€. Calificación: 7,8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s