DOM PERIGNON BY DAVID LYNCH

David Lynch ha probado de todo: fotografía, cine, música y ahora también el diseño de botellas de champaña. El reconocido artista ha plasmado su particular visión surrealista en un par de empaques y botellas de champaña de edición limitada de la marca francesa Dom Pérignon. Se trata de la champaña Vintage 2003 y Rosé Vintage 2000, las cuales, con la ayuda de su amigo y especialista en efectos especiales Gary D’Amico, Lynch logró vestir utilizando destellos de luz, cristales, máquinas de humo y antorchas. El resultado es un empaque oscuro y misterioso, una botella de colección cuyo torso lleva grabada la inscripción “Dom Pérignon by David Lynch” junto con la firma de este personaje único. Esta edición tan genial sale a la venta el 1 de octubre. El nuevo diseño fue presentado por Lynch recientemente en Los Ángeles (EE.UU.) junto con el chef de Dom Perignon Richard Geoffroy, a lo largo de una fiesta en la que se proyectó un cortometraje del también realizador y fotógrafo Luke Gilford. Fiestas fastuosas a las que he podido asisir en alguna ocasión. La caja de regalo es “como un Teatro Mágico, similar a lo que David Lynch podría haber imaginado. Unas cintas de seda en sus extremos levantan una cortina en el interior de la caja, con unas siluetas en claroscuro ‘lynchiano’ que anuncian un mundo donde el misterio es un juego”.

La colaboración con el cineasta no supone ninguna sorpresa –decía la marca francesa en un comunicado de prensa– ya que su mundo y el de Lynch tienen mucho en común, incluyendo “misterio, tiempo, intensidad, compromiso, una constante reinvención de sí mismos y por encima de todo, una absoluta fe en el poder de la creación”. Dom Pérignon y David Lynch protagonizan un encuentro entre dos mundos que tienen una fe absoluta en el poder de la creación. Como responsable de bodega y procurador de la Abadía de Hautvillers, Dom Pierre Pérignon dedicó su vida a una inquebrantable búsqueda: crear “el mejor vino del mundo”. Inspirado por este poder de creación, David Lynch, que trabaja en un estudio de California, diseñó diversos sets y compuso una curiosa escenografía para reinterpretar nuestra botella atemporal. De sus experimentos, nacieron una botella exclusiva y un estuche de regalo que revelan la intensidad, la luminosidad y el misterio de Dom Pérignon Vintage 2003.

David Lynch ha vestido diez Jeroboams (3L) de Dom Pérignon Vintage 2003, todos ellos numerados. Dos ejemplares fueron firmados a mano por el propio David Lynch. Para estas veinte botellas, David Lynch ha diseñado un vestido metálico que representa la sublimación de este magnífico juego de luces y sombras que dan toda su potencia, su misterio y su seducción a las fotos que ha realizado para Dom Pérignon. David Lynch y Dom Pérignon recurrieron al talento de Pierre Meurgey, uno de los grandes maestros orfebres de las artes de la mesa. Los diez vestidos de metal fueron realizados en su taller parisino, según las reglas y los procedimientos artesanales de un saber hacer a la francesa, heredero de una larga tradición. Estos vestidos finamente labrados envuelven el cuerpo de la botella y brillan con la misma pátina que su vidrio cepillado de color bronce para Dom Pérignon Blanc. Los vestidos también presentan, igualmente sublimados, los efectos de reflejos, profundidad y luces que intuitivamente puso en escena en sus fotos. Esta es una serie limitada exclusiva de 10 piezas, que serán vendidas únicamente bajo pedido especial a la Maison. Una añada de excepción para un packaging sublime. Calificación Jeroboams Dom Pérignon Vintage 2003: 8.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s