SERTINA: DELIRIO GOURMET DE POLLO Y VISCERAS

La “Polleria next generation” Sertina acaba de renovarse. Es una pollería de toda la vida que ahora ha dado un salto mortal hacia el mundo del diseño. La tienda de La Vaguada, en la que Sertina ha hecho su mayor apuesta desde su apertura en 1983, ha sufrido un cambio radical, modernizando su imagen y ofreciendo un amplio espacio adecuado a las nuevas necesidades de negocio. Para el cambio de imagen han contado con la colaboración de Gabriel Corchero Studio (autores del precioso Cheese Bar por ejemplo) que ha creado una imagen muy moderna, colorista, logrando cambiar el concepto que hasta ahora se tenía de las pollerías tradicionales, quitando ese aire matarife de exposición de naturalezas muertas.

Una de las principales diferencias es la inclusión de una cocina visible para todos los clientes. En ella, su cocinero, Javier Díaz Fernández, prepara al instante para el cliente cualquiera de los productos frescos recién comprados en la tienda. La mejor selección de despieces y aves como los pollos de Las Landas, los ecológicos, el pollo Lumagorri, de Bresse, codornices de campo, coquelettes, pintadas o pichón, y un largo etc. También gran oferta de casquería, huevos y productos de temporada como la caza, así como sus exclusivos elaborados de receta propia, como supremas de pollo de corral o muslos rellenos, así como una cuidada selección de huevos y toda la propuesta de platos para llevar.

En este espacio showcooking, el restaurante Sudestada, preparó tres delicias de casquería: Lumpiang frito de mollejas de lechal, Riñones de lechal asados con nam prik picante y Curry de lengua de vaca con tomates y patatas. Un delirio de pollo y vísceras. También la manera de presentar todo este “pollerío” ha cambiado radicalmente, con las imágenes artie de la fotógrafa Rosa Veloso, que ha elevado a la categoría de joya unos siniestros pollos muertos. Además la calidad del producto de Sertina está a la altura de otras pollerías Gourmet como Hermanos Gómez. Doy fé. Calificación: Polleria Sertina: 7,8.

ART BRUT EN EL HOTEL RITZ

En el marco del programa de celebración del centenario, el Hotel Ritz no ha querido olvidar los matices más humanos y altruistas que, a lo largo de 100 años, han acompañado la vida del hotel. Siguiendo esta filosofía, han convocado un concurso de pintura cuyo tema de inspiración son los espacios del Ritz y en el que han participado jóvenes pertenecientes a los talleres de Arte Down y de Artes Plásticas Peter Pan, en un genial ejemplo de Brut Art, en lo que es una de las mejores expos que hay ahora mismo en Madrid. Acudí a esta convocatoria acompañado de Luis Landeira, otro de los defensores a ultranza de esta modalidad de arte. Arte Down, es un proyecto de la Fundación Síndrome de Down de Madrid, creado para dar a conocer el trabajo artístico realizado por personas con Síndrome de Down. A través de su web, los artistas pueden mostrar al mundo la belleza, calidad y originalidad de sus obras.

El Taller de Artes Plásticas Peter Pan nació hace 26 años en un local cedido por los Padres Paúles en la Basílica de Nuestra Señora de la Milagrosa y fundado por Cristina Franco Gay, licenciada en Bellas Artes y hermana de una chica con Síndrome de Down. Inicialmente el taller comenzó con 4 alumnos y actualmente es un grupo de 14 geniales artistas. Desde el inicio de la celebración del Centenario, el Hotel Ritz Madrid ha tenido el placer de recibir a varios grupos de estos artistas que visitaron las principales suites, los salones e incluso las cocinas y otras áreas reservadas al personal del hotel. El resultado es la máxima expresión de la creatividad e imaginación. La Exposición “Hotel Ritz: Otras Miradas” nos regala la oportunidad de redescubrir el Hotel Ritz Madrid desde otro punto de vista. Esta Exposición temporal esta hasta finales del mes de abril, fecha en la que se celebrará la ceremonia de entrega de premios, de la que daremos buena cuenta en Farrandemora. Los cuadros son excelentes. Calificación expo Brut Art “Otras Miradas”: 8

GADAFI FASHION ICON

Una de las tendencias del 2011 es sin duda el chic de dictador, y entre todos los estetas dictatorship (Hitler, Chauchescu, Imelda Marcos, Mao Tse-Tung, Lenin…) el que más destaca por su estilismo de fashion victim, es Muamar el Gadafi, un hombre preocupado por su imagen y con un sentido de la estética hiperdesarrollado, que se puede ver en sus estampados bélicos (tanques, helicópeteros, armas), religiosos (caras de dioses egipcios, deidades asirias…), de monumentos mitológicos (esfinges, piramides, torres, palacios…), o de caras de politicastros de oriente medio.

Muy bonitas sus faldas, gandoras, estolas de piel, saris, telas bordadas y su pedrería de lujo con piedras preciosas auténticas. Destacan en especial sus trajes de corte militar con un aire sofisticado, pop bizarro y muy moderno, imitados hasta por el mismísimo Michael Jackson en su etapa árabe, enl la cual alternaba y compartía modistos con Gadafi. Un icono de la moda sin discusión, que viene a demostrar que algunos de estos líderes de masas (Hitler en el top 1) son estetas y valuartes de una moda punk e incorrecta pero absolutamente tendencia. La moda es cruel, frívola, efímera… y no le importan las ideas políticas selladas con sangre. La estética está por encima de todo. Estilismos Gadafi: 7,8

SENYOR PABLO EN EGO CIBELES

Detrás de Senyor Pablo se esconde un artista multisciplinar (moda, video, arte, grafismo…) que fue el ex-female impersonator Glenda Galore, una de las travestis más terroristas y geniales del clubbing de España. Superada esta etapa nocturna, se hizo con una maquina de tricotar vintage, y apoyado por la factoría creativa fashion de Carlos Diez y con una nueva imagen de bigote a lo Mario Bross ha sido uno de los diseñadores estrella del Ego de Cibeles, con sus chaquetas vaqueras con mangas de punto en estampados geométricos, bufandas perfectas para escenarios extraterrestres y jerseys a lo Pinguin Esmeralda o el Gato Negro. Senyor Pablo. Calificación: 7,3

WALTER VAN BEIRENDONCK SHOP

Aprovechando mi estancia en Amberes para unos temas de cool hunting, me pasé por la genial tienda de Walter para ver que rebajas había y de paso concertar una entrevista que en breve me concederá. La tienda es muy chula, una especie de angar industrial con cierre de garage que sube y baja al entrar/salir y está customizada al inconfundible y tan imitado estilo (tanto en su look de barba Dr.Bacterio, como en sus sayos fashion) de este icono de la moda, que pasó de ser el diseñador de los club kids en los 90 (sus prendas vintage son lo más ahora mismo) para ser ahora el gurú de las “osas modernas” de provincias y desinformadas. En España fue muy famoso en el rollo clubbing en sus líneas de street wear, y actualmente casi no se le conoce, nisiquiera los estudiantes del IED, que son más fans del Walter español, el inefable y genial Carlos Diéz, que supongo pensará que la tienda de su ídolo es el paraiso terrenal

La dependienta es muy total, tiene como 75 años y vestida de moderna pero con una rectitud victoriana al estilo flemish que da mucho miedo. Atiende de manera muy austera a los visitantes mientras vigila con su bastón que nadie haga fotos de las instalaciones artísticas del modisto de los osos. En rebajas es la única época que se puede comprar algo aquí, y como mínimo son unos 100 euros, que es lo que me gasté en un jersey bastante chulo que me hizo evocar la tienda Buggin (la única que vendia Walter en Madrid hace 12 años). Quedaban restos de la colección pasada y todo super mega ultra caro para los que no se puedan permitir estas escapadas caprichosas a Amberes como yo. La bisutería no es el fuerte del belga, pues eran cadenas de plástico estilo retro que me recordaron las de la marca de clubbing Poliester. De hecho Poliester y Walter vistieron a los club kids made in Spain. De todas maneras Walter es Walter y siempre lo será.Walter Shop Antwerpen. Calificación: 7,9. Walter: 7,2.

GRANDES SEÑORAS: CARLA DUVAL

Siguiendo con la exitosa sección “Grandes Señoras” le toca le turno a modo de homenaje a una de mis artístas españolas favoritas tanto en su faceta de vedette, pintora, letrista o como actriz de teatro: la fallecida Carla Duval, todo un icono de la estética tardo ochentas. A la sombra de su hermana, ella era la encargada de hacer las letras de los shows de Norma, incluyendo bizarras versiones en español de Psicodelic Furs como “Quien soy” (ver video), y lyrics estilo sexy como el hit de su hermana “Vamp”. Su cara era también muy genial y parecia una caricatura de Kiraz o una dibujo viviente de las que salian en la revista Semana en los 80. Su look de pelo corto con mechas, maquillaje rozando el Glam y sus estilismos de monos brilli brilli, cinta dorada en la frente, minifaldas de volantes fucsia, bisutería dorada, etc… fueron influencia definitiva para las “niñas pera de chalet social” de la época. Además fue pionera de las pieles, luciendo en todo su esplendor abrigos de visón, colas de zorro en plan bandolera y estolas de astracán. Antes que Tamara Seisdedos impactara con su look, ya estaba Carla Duval brillando con luz propia.

Y si como vedette fue extremadamente de culto, como actriz se especializó en comedia burguesa comercial con un montón de exitazos a sus espaldas, como su última función “Brujas” que era lo más del teatro en Madrid, y la única obra que he tenido ganas de ver de toda la cartelera. Carla fue una verdadera artista en todos los campos, y destacó sobremanera en la pintura donde dejó impactados a los críiticos con sus estupendos cuadros de caballos, que ya son piezas de culto en el arte contemporáneo español e imprescindibles para entender el pop patrio. Su última exposición fue una fantasía pictórica sobre naturalezas muertas y cuerpos de mujeres desnudas. Eso sí, todo muy fino, con buen gusto y con una depurada técnica que hace de su arte el perfecto para decorar hoteles, despachos de ejecutivos y sedes de empresa. La verdad que era una maravilla en todas sus facetas y su look tardo 80 es la tendencia en boga. Nos quedará su obra. R.I.P

GRANDES SEÑORAS: ADELA CASTRO

Un claro ejemplo de como una película puede envejecer muy mal es “Mi Querida Señorita” de Jaime de Armiñán, un director que con los años ha quedado totalmente desfasado e identificado (el pobre) con historias de mal rollo y ranciedad que tiran para atrás. Pueden gustar a gente progre de 70 años, pero bueno… Sin embargo, el personaje de Adela Castro es lo más de lo más. Adela es una mujer de su casa, una gran señora chapada a la antigua que profesa un morbo extraño y enfermizo por las hembras y en especial hacia su criada Isabelita. Victima de un “guilty pleasure” que le atormenta sobremanera, se empeñada en ser femenina y “straight”, pero sus hormonas le dicen lo contrario. Tras varios análisis médicos y aconsejada por un cura progre, se descubre que era un hombre biológico, todo un caballero español al que habían criado como una mujer desde que nació. Jose Luis López Vázquez, Julieta Serrano, Lola Gaos, Chus Lampreave bordan sus papeles y la peli es tan sórdida que tiene bastante gracia. Atención el estilismo de Adela Castro: es muy total y va a ser tendencia en breve. Calificación: Mi Querida Señorita: 5,6. Jose Luis López Vázquez: 8. Lola Gaos: 8,3